Testimonio compra chimenea electrica chemin’arte

Hemos comprado dos de sus modelos de chimeneas eléctricas y ¡nos han encantado! Vivimos en un pisito en el centro de Madrid, y hemos querido aprovechar un poco la arquitectura que tiene nuestro hogar.

Vivimos en un edificio un poco antiguo y el piso tiene una instalación para una chimenea tradicional, pero por cuestiones de seguridad y conveniencia había sido clausurada.

Instalamos la chimenea eléctrica empotrable Oxford en el salón

Buscamos varias opciones, incluso pensamos en las chimeneas de gas butano, pero a mí me da un poco de temor que se vaya a incendiar el edificio si hay alguna fuga, por eso hemos pensado que la chimenea eléctrica funcionaría muy bien.

La instalación de este modelo en nuestro salón, no podría haber sido más sencilla. Corrimos con la suerte de que el espacio tenía las mismas dimensiones de la chimenea, por lo que lo único que hicimos fue empotrarla y conectarla. A nuestro parecer, si tienes una de esas chimeneas antiguas, pero de mayores dimensiones, igual la puedes adaptar con un poco de esfuerzo.

Compramos una segunda chimenea eléctrica de Chemin’Arte

Debido al éxito de la chimenea Oxford decidimos comprar una segunda chimenea, pero esta vez pensando en otro espacio, uno al que le queríamos dar un toque más moderno. A mi marido le pareció que el modelo Black Fire era lo que necesitaríamos, y yo no me quejo del resultado.

Este modelo da un toque elegante al piso, pues es una chimenea de esas que se cuelgan en la pared. Al ser una pantalla negra, en esencia, se complementa muy bien con el resto y cuando está encendida crea un ambiente más lujoso.

Si la primera instalación fie sencilla, esta lo fue aún más. Es tan simple como tener una taladradora en casa, hacer unos hoyos en la pared, instalar el soporte y listo, es como instalar un televisor, o al menos así fue para nosotros. Es una instalación que se hacen en un momento.

Es segura y ayuda mucho en el diseño

Verán, en esos pisos en donde hay esa arquitectura tan interesante es una lástima ver como se desaprovechan esos espacios que lo hacen diferente. Antes de la chimenea, no teníamos nada allí y la casa se sentía incompleta.

Nosotros usamos nuestras chimeneas para decoración y por tanto, el coste de tenerlas no es mucho. De hecho, pensándolo bien, instalar otro tipo de chimenea, en nuestro caso, hubiese sido un desperdicio de dinero, pues mantener encendida una chimenea a gas es costoso.

Estas chimeneas tienen un sistema de luces led que funcionan de forma independiente a la calefacción, lo que quiero decir es que puedes encender la chimenea como si fuese una pantalla y tener esa sensación de que está encendida, aunque no emita calor.

Comparte este artículo en

Chemin'Arte