Tipos de Chimeneas insertables

Cuando hablamos de chimeneas en el hogar podemos partir de distintos escenarios, cada uno con un requerimiento diferente. Uno de los casos más comunes en casas con chimeneas preexistentes es el de darle una segunda vida al espacio que se ha creado para este tipo de calefacción y en este punto tenemos dos opciones: un hogar o una chimenea insertable. Siendo la chimenea insertable una opción más económica y fácil de instalar.

 

¿Qué es una chimenea insertable? 

 

Una chimenea insertable es un hogar que cuenta con un ventilador que ayuda a que el calor generado se distribuya de mejor manera en el espacio. Una de sus grandes ventajas es que no requiere de instalación; el hogar sí.

Dependiendo de la tecnología con la que se construya la chimenea podrá aportar mayores beneficios. Por ejemplo, comparado con el hogar, una chimenea insertable es más eficiente en el uso de leña o pellets, lo que permite ahorrar en costes de operación.

Asimismo, las chimeneas insertables son más seguras, tantos las de leña como las eléctricas; además, son de fácil limpieza. En este último aspecto, las chimeneas insertables de leña o pellets cuentan con un tubo de ventilación y en el caso de las chimeneas eléctricas no es necesario porque no genera ningún tipo de residuo.

 

Los distintos tipos de chimeneas insertables 

 

De manera general, existen tres tipos de chimeneas insertables que se clasifican según la alimentación para generar el calor.

 

Chimeneas insertables eléctricas 

Estas chimeneas son las más limpias de todas porque no generan ningún residuo. Asimismo, y gracias a que usan una fuente eléctrica para generar calor, pueden adoptar el diseño que más nos guste, aunque por su uso, suele ser un equipo de estética sencilla.

Las chimeneas insertables eléctricas también son de fácil instalación y no cuentan con ningún tubo de ventilación. La generación de calor depende directamente de la capacidad del equipo, pero en el mercado existen opciones que se adaptan al tamaño del espacio.

Una de las características más destacadas de este tipo de chimeneas insertables es que permiten moderar el consumo y, por ende, la generación de calor, cosa que no se puede hacer con una chimenea insertable de leña.

 

Chimeneas insertables de leña 

Estas usan madera para quemarse en una cámara que cuenta con un ventilador que ayuda a que el calor generado se distribuye por todo el espacio. La ventaja de esta chimenea insertable es que puede generar el calor suficiente para calentar distintas habitaciones que se conectan mediante tubos al aparato. Por lo general, estas chimeneas insertables cuentan con dos cámaras de combustión, lo que le permite mejorar la eficiencia de la combustión, dando como resultado un ahorro significativo de madera.

 

Chimeneas insertables Pellet

Por su parte, las chimeneas insertables de Pellet no son muy distintas a las de leña, es decir, ambas operan mediante combustión, la diferencia es el material con que se alimentan. Una chimenea de Pellet cuenta con el mismo sistema de dos cámaras, un ventilador y una salida para los residuos. La ventaja frente a una chimenea de leña es que el pellet es económico y ecológico. Asimismo, y gracias a su presentación, es práctico.

 

Comparte este artículo en

Chemin'Arte