¿Cómo instalar chimeneas eléctricas?

Uno de los grandes problemas con las chimeneas tradicionales es que su instalación supone un gran trabajo. Muchos dueños de casas, al ver que tienen que realizar obras y que luego tiene que invertir tiempo y dinero en mantenimiento, desisten de hacerlo. Y es que en la actualidad queremos disfrutar de todo el confort de una chimenea, pero sin todas estas implicaciones.

Las chimeneas eléctricas cambian el juego. Por lo general, son sistemas que han pensado en todo y cuya instalación no se lleva más de dos minutos, en el caso de las menos complejas.

Ahora bien, marcas de chimeneas profesionales como Chemin’Arte ofrecen variedad de modelos de estas chimeneas que difieren en su instalación. Por esto, queremos explicarte un poco de qué va el proceso, pero ya te decimos que los requisitos son básicos y que, en cambio, tú te quedas con lo mejor de las chimeneas, sin el peligro, sin los olores, sin el humo, ni el mantenimiento.

En esta ocasión veremos cada uno de los modelos generales que se encuentran en el mercado.

Chimeneas móviles

Esta es una de las opciones más flexibles que existen en el mercado. Como su nombre lo indica, son móviles, así que su instalación es tan sencilla como tener cerca un toma corriente.

Este tipo de chimenea lo puedes mover de habitación según las necesidades que tengas, por ejemplo, la puedes llevar al dormitorio o dejarla en la casa.

En Chemin’Arte venden un modelo bastante llamativo de este tipo de chimenea que se llama Pop Fire; te la recomiendo si quieres una instalación de menos de dos minutos. ¿necesita personal experto para la instalación? No, en lo absoluto.

Chimeneas para pared

Aunque la mayoría de las chimeneas van puesta en una pared, en este caso nos referimos a que las que son colgadas. Los modelos en esta clasificación suelen ser bastante novedosos, aunque también es cierto que se pierde un poco del realismo de la chimenea y termina pareciéndose más un monitor o televisor.

La instalación de este tipo de chimeneas es sencilla, pero es más compleja que las móviles. Por lo general, con el producto viene una base que se ancla a la pared y que sirve de soporte para la pantalla.

¿Qué necesitas para instalarla? Muy poco, conocimientos básicos de instalaciones en casa y las herramientas. Esta instalación necesita que se abran huecos en la pared donde se fijan los tornillos que sostienen la base, por lo tanto, si no sabes cómo hacer el trabajo, es mejor que llames a un instalador.

Dentro de esta categoría clasifica la Chimenea Black Fire de Chemin’Arte, cuyo modelo es muy moderno y le da un aire de elegancia al espacio.

Chimeneas empotradas

De todas, este es el modelo de chimeneas más complejo de instalar. Esto se debe a que ha sido pensadas para emular con mucha realidad una chimenea clásica.

Se compran estas chimeneas cuando se quiere sustituir el sistema tradicional, o, en el caso de que se quiera ese efecto, se construye un mueble donde se empotra el equipo.

Evidentemente, al llevar un trabajo de construcción de mueble o acondicionamiento del espacio en donde estaba la antigua chimenea, su instalación se puede llevar varias horas, incluso días, por lo que se necesita de la ayuda de un experto.

El requisito más importante de este tipo de chimeneas eléctricas es que, dentro del mueble, exista una toma de corriente, para que pueda funcionar.

La chimenea empotrable Oxford es un gran ejemplo de esta categoría y aunque puede parecer mucho trabajo para instalarla, vale la pena por el carácter clásico que le brinda al espacio.

Chimeneas tipo mueble

Una solución a las chimeneas empotradas son las que se venden tipo pueble. En esencia, estas chimeneas cuentan con una armazón decorativas que te facilita el trabajo de empotrado. De hecho, muchas de ellas resisten gran cantidad de peso para que coloques un televisor encima, o cualquier otro sistema de entretenimiento.

Como las móviles y las de pared, los requerimientos para su instalación son mínimos. De lo único que te debes asegurar es de fijarlas a un lugar para que no se mueva por accidente.

La chimenea Meribel es un gran ejemplo de esta categoría y la encontrás, también, en Chemin’arte.

Como verás tener chimeneas eléctricas no solo te evita los problemas comunes de las clásicas, sino que las puedes tener instaladas en un dos por tres.

Comparte este artículo en

Chemin'Arte