¿Cómo funcionan las chimeneas eléctricas?

Como funcionan las chimeneas electricas

Las chimeneas eléctricas son de esos inventos que aparentan ser sencillos, pero que suponen un gran esfuerzo de desarrollo de ideas y tecnologías. Son sustitutos de las chimeneas tradicionales que, para hacerse atractivos, han tenido que ajustar sus componentes para que supongan beneficios para nuestro hogar.

Que hayan logrado eliminar por completo los riesgos asociados a las chimeneas a gas y que sean tan prácticas que solo con encenderlas a distancia nos ofrezcan la experiencia que estamos buscando se convierten en el elemento funcional y decorativo que queríamos para nuestros espacios.

Ahora bien, con tanto desarrollo tecnológico en un empaque tan pequeño, es válido preguntarse cómo funciona estos equipos y, sobre todo, si en verdad suponen una ventaja para el confort en las viviendas o el espacio donde se quieran instalar.

De qué están fabricadas las chimeneas eléctricas

Los materiales de fabricación de las chimeneas eléctricas varían según el tipo específico. Sabemos que existen equipos diseñados con múltiples propósitos y aplicaciones y de allí depende el material que se use.

En chimeneas que quieren ofrecer ese carácter antiguo, es probable que prevalezca el metal sobre el resto de los materiales. El efecto de la madera suele ser creado con material sintético o, en algunos casos, madera de verdad tratada para que dure.

En las chimeneas con un carácter más actual se nota la presencia dominante del vidrio y es que en realidad estas chimeneas funcionan como un monitor de una animación que se muestra en esa pantalla de vidrio.

Además de estos materiales de construcción, existen elementos que ayudan a su funcionamiento y eso lo veremos a continuación.

Tecnologías en una chimenea eléctrica

Podemos definir la tecnología asociada a una chimenea eléctrica con sus funciones principales. Por tanto, un equipo de este tipo en la actualidad cuenta con un sistema que genera calor y un sistema que crea la animación de la llama.

En Chemin’arte la tecnología usada para la reproducción de llamas ardiendo es la combinación de luces LED en conjunto con un sistema que coordina la animación logrando gran realismo. Una de las ventajas de estas chimeneas es que, a diferencia de las tradicionales, se puede jugar con el color de las llamas haciendo que coincida con la vibra de la habitación.

Muchos compradores de chimeneas aseguran que la ventaja de las luces que cambian de colores va más allá, y es que existen tratamientos de colorterapia que se pueden ver afectados positivamente por esta característica. Imagina que un color de estos está asociado con la relajación, siendo así, tienes un equipo que es más que una pieza de decoración.

Con respecto a la tecnología de generación de calor, suele tratarse de un sistema de convección que cuenta con unos ventiladores que distribuyen el aire caliente por toda la habitación. Esta tecnología de convección de calor suele estar basada en un calentador eléctrico.

¿Son solo decorativas o también calientan?

Actualmente existen chimeneas de todo tipo, las hay que solo son decorativas y las hay que sirven para calentar. Una funcionalidad muy atractiva es que las chimeneas eléctricas que incluyen calefacción pueden servir solo para decoración, es decir, cada sistema es independiente.

Es importante que la calefacción de una chimenea de este tipo se vea como una fuente alterna.

¿Cuánta electricidad consumen?

El sistema de luces LED es de bajo consumo de energía eléctrica como es bien sabido. Podríamos comparar la energía de todo el sistema con la de un solo bombillo ahorrador, lo que ronda un consumo de 150W.

El sistema de calefacción consume, por hora, lo mismo que consumiría una plancha, aunque depende mucho de la habitación a calentar. La capacidad de calefacción de estos equipos viene detallada en el modelo que escojas, por lo que no es recomendable usarla para calentar grandes espacios, pues no fueron diseñadas con ese fin.

El cálculo estándar para saber cuánta energía consume un calentador de este tipo resulta de la multiplicación de la superficie a calentar por 100W.

¿Cómo escojo una chimenea?

Lo más importante a la hora de escoger una chimenea eléctrica es que el diseño compagine con el espacio que quieras decorar. Luego de eso puedes pensar en el calentador. Por lo general, el atractivo de estos equipos es resaltar el potencial del espacio en donde es instalado; la función de calefacción es un adicional muy atractivo pero que no debe limitar tu elección, en Chemin’arte tenemos distintos modelos tanto decorativos como funcionales.

Comparte este artículo en

Chemin'Arte