Chimeneas modernas electricas

No es costumbre hablar de chimeneas y comenzar destacando su carácter decorativo. Y es que, la función principal de una chimenea es generar calor, pero hoy en día, en un mundo marcado por la plusvalía, nos centramos en todo lo que puede ser y hacer un objeto más allá de su función base.

Sí, las chimeneas modernas eléctricas aún regulan la temperatura de los espacios en invierno, pero esto no está peleado con el carácter estético del aparato, como si lo está en otros equipos, como los radiadores.

Veamos cómo ha evolucionado este elemento de ser una necesidad básica de confort a una pieza de decoración de bajo consumo energético y amigable con el medio ambiente.

Evolución de la chimenea como objeto de diseño

Más allá de los problemas asociados al funcionamiento de las chimeneas tradicionales, no se puede negar que marcaron una tendencia en cuanto a la decoración, casi sin proponérselo.

Para muchos, la imagen de la chimenea tradicional es sinónimo de hogar, de calor, e incluso, en ciertos casos, es símbolo de poder, elegancia y sofisticación. Aún podemos ver en casas antiguas como la chimenea es el punto focal de la decoración.

De hecho, el valor estético de la chimenea tradicional es mayor hoy que antes. Muchos de los que compran casas antiguas dan un valor adicional a la presencia de esta característica arquitectónica tan marcada.

Ahora bien, las chimeneas tradicionales no son compatibles con el hombre de ahora, pues son ineficientes, generan gases efecto invernadero, su mantenimiento es costoso, no solo en dinero sino en esfuerzo, entre otras cosas. Por eso fue necesario llegar a un punto intermedio razonable.

En el camino surgió la chimenea a gas como opción, pero sus costes y su potencial peligrosidad genera cierta desconfianza en el consumidor, aun así, no se puede negar que suele ser una pieza de decoración bastante llamativa.

Es así como llegamos a las chimeneas eléctricas actuales que, dentro de la ilusión que generan, permiten mucha adaptabilidad con respecto al diseño.

Funcionalmente, no existen limitantes para una chimenea eléctrica, es decir, se puede fabricar de la forma en que se prefiera sin que deje de ser una fuente de calor eficiente. Esta flexibilidad es la que permite explotar el potencial decorativo de este elemento, dando como resultado la gama que tenemos en la actualidad.

¿Por qué las chimeneas eléctricas son una buena tendencia de diseño?

Sencillo, porque la adaptabilidad de su sistema y tecnologías les permite mostrarse en diseños que van desde lo más tradicional a lo más modernos.

En chimeneas eléctricas tenemos desde modelos que simulan troncos de leña quemándose, hasta grandes pantallas LED que simulan, con un efecto hiperrealista, las llamas ardiendo. Adicionalmente, y gracias al uso de tecnología LED, los colores de las llamas pueden ajustarse para que complementen la paleta de diseño del lugar donde se instalan.

Por último, existe un beneficio asociado a la responsabilidad ambiental y de ahorro energético. La tecnología en las chimeneas es de bajo consumo, limpia y reciclable.

Modelos de chimeneas eléctricas modernas

Para ejemplificar el poder estético y de diseño de las chimeneas eléctricas, te dejamos unas opciones de la marca Chemin’Arte que son la muestra de la evolución de la tecnología para convertirse en algo más funcional.

Si deseas una chimenea que se pueda mover de habitación en habitación, tienes varias opciones. Entre las más tradicionales está el modelo Design Foyer Vidrio que puede sustituir a la fuente de calor en una chimenea tradicional sin necesidad de empotrarse.

En el caso de que desees una chimenea de pared, puedes optar por diseños modernos como el que te ofrece los modelos, Empire Estates y Black River. Estas chimeneas rompen con la imagen de la chimenea tradicional y te brindan una opción más actual y futurista.

También existe una sección especial de chimeneas que se empotran en la pared o en antiguas instalaciones de chimeneas que pueden ser una gran opción a la hora de decorar tu hogar. Lo que más destaca de estos modelos es que pueden llegar a obtener un aspecto muy tradicional que va de la mano con la instalación original, como es el caso del modelo Oxford. Si buscas un empotrado con un aspecto más actual, el modelo Élyseé puede interesarte.

No hay duda de que, las chimeneas eléctricas han sabido como representar la esencia de una chimenea mientras que son funcionales.

Comparte este artículo en

Chemin'Arte